.

Una auditoría de cuentas  es una revisión de los estados financieros de una empresa para asegurar que éstos reflejan una imagen fiel de la contabilidad, del estado patrimonial, y de la actividad de la empresa. Aunque suele realizarse por motivos legales,  en cumplimiento de la Ley de Sociedades de Capital, muchas veces las empresas realizan una auditoría de cuentas como signo de transparencia para entidades bancarias, proveedores, clientes, posibles socios…

En el caso de la auditoría de cuentas a la que tienen obligación ciertas empresas para el cumplimiento de dicha Ley, ésta, debe estar realizada por un experto contable, ajeno a la empresa e inscrito en el Registro Oficial de Auditores de Cuentas (ROAC) del Instituto de Contabilidad y Auditoria de Cuentas (ICAC). 

 

¿Cuándo tiene obligación de auditarse su empresa?

Una entidad está obligada a auditar sus cuentas anuales cuando supere los límites establecidos reglamentariamente señalados en el artículo 257 del Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, Texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital.

Los limites que suponen la obligación de auditar las cuentas anuales de una empresa son que la entidad cumpla durante dos ejercicios consecutivos, a la fecha del cierre de cada ejercicio, dos de los tres requisitos que se indican a continuación:

  • Cuando el total de sus activos superen los 2.850.000 Euros
  • Cuando el importe neto de la cifra de negocios supere los 5.700.000 Euros
  • Cuando el número medio de trabajadores durante el ejercicio supere los 50.

Además una empresa tendría obligación de auditarse en el caso de que un socio minoritario, con una representación mayor al 5% del capital social lo solicite por medio del Registro Mercantil, cumpliendo los requisitos necesarios. (artículo 265.2 del Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital).

 

Muchos empresarios tienen la percepción de que una auditoria es algo negativo, y que es un trámite obligatorio por el que hay pasar. La mayoría de las pymes no cumplen los requisitos anteriormente mencionados, y por tanto, no están obligados a ello. Esto no significa que no puedan hacerlo, todas las entidades pueden auditarse voluntariamente, es cierto que casi ninguna entidad lo hace y desde mi punto de vista empresarial y estratégico es un error, ya que puede tener bastantes ventajas. .

10 ventajas de realizar una Auditoría voluntaria:

auditoría de cuentas

  1. Minimiza el riesgo del administrador o quien regenta el negocio.
  2. Nos da la fiabilidad de la opinión de un profesional independiente.
  3. Te da un mayor control y conocimiento de la situación real de la empresa.
  4. Nos puede servir para la toma de decisiones estratégicas.
  5. La auditoría voluntaria nos puede ayudar a detectar errores contables.
  6. Nos da mayor imagen de seriedad con respecto a terceros como proveedores, clientes o entidades financieras
  7. Una ventaja competitiva con empresas del sector de nuestro tamaño, puesto que la inmensa mayoría no se auditan.
  8. Nos puede ayudar a financiarnos ya que las entidades bancarias verán con buenos ojos la auditoria voluntaria.
  9. Nos puede ayudar a detectar problemas de gestión, productivos u organizativos.
  10. El auditor no es Hacienda, no viene a juzgarnos ni a crear problemas. Es una persona con gran preparación, su intención es ayudarnos desde sus conocimientos y experiencia en empresas similares a la nuestra.

Entonces, ¿Por qué razón no suele hacerse una auditoria voluntariamente?

Hay algunas razones por las que las pymes no suelen hacen de forma voluntaria una auditoría de cuentas, se podrían resumir en:

  • El coste que conlleva, claro está que es una inversión determinada.
  • No toda la información de la empresa está, muchas veces, al alcance de los auditores.
  • El tiempo es una presión para su revisión, hay que disponer de tiempo para atender las solicitudes del auditor durante el tiempo que lo crea preciso.
  • Los resultados pueden ser manejables.
  • Las sugerencias de los auditores no siempre son atendidas, por falta de recursos a veces no se llevan a cabo las recomendaciones que los auditores realizan para la mejora del negocio, por lo que no sirve de mucho…

A pesar de tener más ventajas que inconvenientes,  desde mi punto de vista son mucho más interesantes las ventajas que nos puede ofrecer una auditoría de cuentas, sobre todo en estos momentos en que la competitividad entre empresas de un mismo sector es tan fuerte y en el que esta importante iniciativa puede ayudarnos a que nuestro proyecto siga adelante o se quede en el camino, además de las ventajas competitivas que nos ofrece. Si necesita más información sobre este tema, estoy a su disposición.

.

fiscal, contable, asesoría, asesor, contabilidad, impuestos .Francisco SolansResponsable del Área Fiscal-Contable C.E. Consulting Ríos Rosas

.

 
Darse de Alta a Newsletter

Darse de Alta a Newsletter

Date de alta y recibirás las ultimas noticias y novedades

Confirmado, te has dado de alta.