No es una novedad contaros que todas las empresas y autónomos con empleados a su cargo tienen obligación  desde que entró en vigor la Ley 31/1995 sobre Riesgos Laborales,  de  tener cubiertos todos los riesgos laborales que se deriven de la actividad propia del puesto de trabajo, así como tener una serie de medidas de seguridad para actuar en casos de emergencia. 

La repercusión del no cumplimiento de dicha obligación se traduce en una serie de sanciones de mayor o menor cuantía, que pueden ir desde 40 € si es infracción leve en su grado mínimo, hasta los 819.780 € si se considera infracción muy grave en el grado máximo. Pueden incluso derivar en cierre del centro de trabajo, e incluso en responsabilidades penales para los directores y administradores de la empresa. Ver Sanciones

En un campo tan complejo como es el de los riesgos laborales, está establecido legalmente, que  la responsabilidad ante cualquier accidente de trabajo derivado de una falta de cobertura del riesgo laboral, es objetiva por parte del empresario en última instancia, por ello es conveniente que la determinación del PLAN DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES se realice a través de personas o entes especializados.

La prevención debe estar activa, por ello, todos los años las empresas deben tener actualizada la planificación preventiva de su compañía.

¿QUÉ ES LA PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES?

La prevención de riesgos laborales (PRL) es la disciplina que busca promover la seguridad y salud de los trabajadores mediante la identificación, evaluación y control de los peligros y riesgos asociados a un entorno laboral, además de fomentar el desarrollo de actividades y medidas necesarias para prevenir los riesgos derivados del trabajo.

Los riesgos laborales son las posibilidades de que un trabajador sufra una enfermedad o un accidente vinculado a su trabajo. Así, entre los riesgos laborales están las enfermedades profesionales y los accidentes laborales.

¿CUÁLES SON LOS PUNTOS BÁSICOS QUE COMO EMPRESARIO DEBE DE CUMPLIR?

De acuerdo con lo dispuesto en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y demás disposiciones de desarrollo, existe la obligación de todas las empresas, de cualquier sector de actividad a realizar determinadas actuaciones en materia preventiva entre las que destacamos:

· Elaborar e implantar un plan de prevención de riesgos laborales integrado en el sistema de gestión de la empresa en todos los niveles jerárquicos.
· Evaluación de riesgos de las instalaciones de los centros de trabajo y de los distintos puestos de trabajo y planificar la actividad preventiva en base a los riesgos detectados.
· Informar y formar a los trabajadores sobre los riesgos existentes en su puesto de trabajo. Los trabajadores deben realizar la formación oportuna al incorporarse al puesto de trabajo, dejando constancia de que conoce dichos riesgos y que la empresa le ha formado e informado al respecto.

“En caso de accidente laboral, además del parte de accidente y el contrato de prevención, evaluación de riesgos, planificación preventiva del puesto de trabajo.. nos van a solicitar la información de riesgos, el justificante de entrega de epis y la vigilancia de la salud (o la renuncia) del trabajador afectado. El no tener esta documentación es objeto de sanción, mínimo de 4.000 euros.”

· Ofrecer a los trabajadores un reconocimiento médico específico en base al puesto de trabajo que desempeñan para valorar su aptitud médica para realizar las tareas encomendadas al mismo, bien es cierto que el trabajador puede renunciar por escrito a ese derecho.
· Identificar posibles situaciones de emergencia en los centros de trabajo y elaborar un plan de emergencia para poder hacer frente a las mismas de una manera adecuada.

Para poder llevar a cabo todas esas actuaciones las empresas deben establecer un MODELO ORGANIZATIVO EN MATERIA DE PREVENCIÓN, bien mediante medios propios, bien recurriendo a la contratación de un servicio de prevención ajeno, o una combinación de ambos.

CONSECUENCIAS PARA EL EMPRESARIO POR INCUMPLIMIENTO 

La no realización de dicha actuaciones en materia de prevención podría acarrear graves consecuencias para sus infractores:

· Responsabilidades administrativas: Por incumplimientos normativos en materia de prevención (las sanciones pueden ser leves, graves o muy graves).
PREVENCIÓN DE RIESGOS, PRL, ACCIDENTE LABORAL, MEDIDAS DE SEGURIDAD · Responsabilidades civiles: El accidentado o sus familiares pueden demandar a la empresa por falta de medidas de seguridad o inobservancia de las mismas.
· Responsabilidades penales: Para el caso de accidentes graves o mortales existe un fiscal en prevención, una policía judicial los cuales imputarán siempre al empresario. Existen multitud de sentencias condenatorias por vía penal a empresarios imputados en diversas causas por
incumplimiento de la normativa de prevención.
· Recargo de las cuotas a pagar a la Seguridad Social.
· No poder subcontratar trabajos al exigir el contratista principal el cumplimiento de la normativa.
· No poder acceder a concursos públicos por incumplimiento de normativa.
· No poder acceder a subvenciones de las cuotas pagadas a la seguridad Social al no poder demostrar inversiones en instalaciones, procesos y equipos en materia de prevención de riesgos laborales.

Ver sanciones 

CÓMO SE REALIZA ESTA PREVENCIÓN 

  • Se deben proporcionar equipos de protección individual (EPI´S): Cuando los riesgos no se puedan evitar o no puedan reducirse suficiente por los distintos medios.
  • Información a los trabajadores: los trabajadores tienen que recibir toda la información relativa a PRL, a través de la consulta y participación de los mismos, por medio de los delegados en prevención y del comité de seguridad y salud.
  • Formación de los trabajadores: garantizar que cada trabajador reciba una formación teórica y práctica, suficiente y adecuada, en materia preventiva, tanto en el momento de su contratación como cada vez que se produzcan cambios en las tareas, se introduzcan nuevas tecnologías, etc.
  • Protección de emergencia: Es obligatorio analizar las posibles situaciones de emergencia y adoptar las medidas necesarias en materia de primeros auxilios, lucha contra incendios y evacuación de los trabajadores. PREVENCIÓN DE RIESGOS, PRL, ACCIDENTE LABORAL, MEDIDAS DE SEGURIDAD
  • Vigilancia de la Salud.
  • Protección de los trabajadores especialmente sensibles.
  • Protección de la maternidad: La evaluación de riesgos que realice el empresario deberá tener en cuenta la exposición de las trabajadoras en situación de embarazo o parto reciente, a agentes, procedimientos o condiciones de trabajo que puedan influir negativamente en la salud de las trabajadoras o del feto.
  • Protección de los menores: Se tiene que efectuar una evaluación de los puestos a desempeñar por los menores de 18 años, que puedan poner en peligro la salud de estos trabajadores.
  • Trabajadores temporales y a tiempo parcial: deberán disfrutar del mismo nivel de protección en materia de seguridad y salud que los restantes trabajadores de la empresa.

DERECHOS DEL EMPRESARIO FRENTE A LOS TRABAJADORES 

Además, de las enunciadas obligaciones en materia preventiva, que asume el empresario con el fin de garantizar la seguridad y salud que los restantes trabajadores de la empresa en su centro de trabajo, el empresario tiene derechos frente a los trabajadores en materia preventiva, tales como:

  • Exigir a sus trabajadores el cumplimiento de las medidas de prevención establecidas.
  • Exigir a sus trabajadores el uso correcto de medios y equipos de protección.
  • Exigir a sus trabajadores el uso correcto de máquinas, herramientas y materiales.
  • Exigir a sus trabajadores el empleo correcto de los dispositivos y elementos de seguridad.
  • Exigir a sus trabajadores la transmisión de información inmediata sobre situaciones de riesgo.
  • Exigir a sus trabajadores su cooperación para garantizar condiciones laborales seguras.

Cuando el empresario causare daño al trabajador como consecuencia de incumplir sus obligaciones en materia de prevención de riesgos laborales, puede incurrir en responsabilidades civiles contractuales e incluso en penales dependiendo de la infracción.

Por último y no menos importante el empresario tiene la obligación legal de elaborar y conservar  la documentación necesaria, remitir a la Autoridad Laboral en el momento del cese de la actividad dicha documentación, y de notificar a ésta por escrito los daños para la salud de los trabajadores.

 

 
Darse de Alta a Newsletter

Darse de Alta a Newsletter

Date de alta y recibirás las ultimas noticias y novedades

Confirmado, te has dado de alta.