El pasado 14 de marzo hizo un año del decreto del Estado de Alarma por el que toda España, a excepción de los servicios esenciales, quedó paralizada en su actividad presencial. Gran parte de las empresas que pudieron sobrevivir a la otra modalidad laboral, el teletrabajo, se vieron en la obligación de implantar este modo telemático para poder continuar su actividad profesional.

Si bien es cierto que muchas empresas se habían planteado previamente esta forma de trabajo a distancia (y algunas de ellas ya lo fomentaban una vez al mes o a la semana), la mayoría tuvieron que anticiparse a sus planes de inversión para poder llevarlo a cabo de manera correcta y comprar nuevos equipos informáticos, así como otros bienes y materiales esenciales para el personal. Sin embargo, conviene mencionar que, aunque necesario, este provisionamiento físico no es suficiente para lo que todos denominamos “nueva normalidad”. Los empresarios deben prestar atención también a la motivación y el estado de ánimo de sus trabajadores para conseguir su felicidad laboral.

Porque a raíz de pasar horas delante de un ordenador desde casa, nos dimos cuenta de que echábamos en falta ciertos aspectos de la rutina, como el paseo desde el metro hasta la oficina o el café a media mañana con los compañeros para ponerse al día. La impredecibilidad de cuándo volveremos a reestablecer contacto con nuestro equipo nos obliga a buscar el modo de superar esta situación de la forma más fácil y creativa posible. Por eso, queremos darte algunas claves para que no pierdas la motivación durante tu jornada laboral.

1. PLANIFICA TU DÍA

motivación

¿Quién dijo que el teletrabajo no exige agenda? Sabemos que convertir tu espacio personal en uno profesional es complicado y son muchos los factores que te pueden cambiar una posible rutina diaria (una conexión a internet deficiente, la conciliación familiar…) y que en muchas ocasiones el trabajo a distancia conlleva más horas extra de las esperadas.

La organización diaria te permite proponerte ciertos objetivos que, de cumplirlos en su totalidad, te pueden reportar la satisfacción que necesitas. Para ello, debes ser realista y consecuente: si optas por llenar la agenda de tareas complicadas e imposibles de terminar en un solo día, te acabarás quemando y desmotivando. Mejor muchos pequeños avances que un posible logro inabarcable.

2. CUIDA DE TU SALUD

Parece una tontería, pero hacer estiramientos de piernas, brazos y espalda o movimientos con el cuello puede salvarte de contracturas y dolores derivados de una mala postura. Es complicado intentar llevar en casa el ritmo de la oficina, que te levantas en varias ocasiones para recibir a clientes, para imprimir documentos o para ir a la cocina a por un vaso de agua… pero no es imposible. Por eso, conviene que, como mínimo, cada hora apartes los ojos de la pantalla del ordenador, te des un pequeño paseo por la casa o, simplemente, te levantes de la silla. 

La confortabilidad va de la mano de la productividad y, por eso, el descanso es fundamental para rendir al máximo en tu trabajo. Un trabajador que no ha dormido las horas suficientes para desempeñar sus tareas con soltura (alrededor de siete u ocho horas) estará cansado, desmotivado y aburrido. Por eso, siempre es mejor que cuando sientas agobio o fatiga te des un momento de respiro antes de continuar. Con toda seguridad, este pequeño descanso te servirá para despejarte y, quién sabe, quizá pensar en una nueva idea para conseguir tus objetivos diarios.

3. MANTÉN EL CONTACTO CON TUS COMPAÑEROS

teletrabajo

Crear la sensación de pertenencia es una de las prácticas que los empresarios deben tener en cuenta para que sus trabajadores no se sientan absorbidos por la soledad del teletrabajo. Como decíamos antes, ciertos aspectos de la rutina son fundamentales para afrontar correctamente la jornada, así que, a falta de reuniones presenciales y contacto con el resto del equipo, lo ideal es mantener esos encuentros online con las diferentes áreas de la empresa.

No es necesario que se trate de una reunión larga: con diez minutos a la semana podría ser más que suficiente. Lo ideal es que se haga un martes a primera hora para saludar y desear una buena semana, así como para hacer un turno de preguntas, de ideas o aclaraciones para ponerse al día. Esta comunicación debe ser fluida tanto con los jefes como con los compañeros, sin llegar a saturar la jornada con videollamadas. Este sencillo gesto fomenta el espíritu de equipo y anima a los trabajadores a continuar sus tareas sabiendo que sus compañeros le apoyan, lo que más tarde se traducirá en la predisposición con los clientes y una buena relación con ellos.

 

5. MEJORA TU ESPACIO DE TRABAJO 

Con la implantación general del teletrabajo en empresas que sí lo permiten, los trabajadores se han visto en la obligación de adaptar su vivienda con el fin de desempeñar sus tareas diarias con la mayor normalidad posible. Escritorios amplios y sillas ergonómicas fueron algunos de los productos estrella el pasado año cuando se vio que no quedaba otra que trabajar desde casa, pero la confortabilidad también debe ir acompañada de la concentración.

 Lo ideal es que separes tu espacio de trabajo de tu espacio personal, esto es, tu habitación, con el fin de diferenciar las estancias de tu hogar y asociar las habitaciones bien a trabajo, bien a ocio. Porque si hay algo difícil de controlar con el trabajo a distancia son las distracciones. Por eso, no es recomendable trabajar en el salón, donde puede tentarte la televisión o una improvisada conversación con las personas que vivan contigo.

La mejor manera de evitarlo es haciendo un planning, aprovechando la flexibilidad horaria que muchas empresas ofrecen con esta modalidad de empleo, estableciendo las pausas que consideres necesarias para mejorar tu productividad.

 

motivación

5. SÉ CONSTANTE

Si pruebas a seguir estos consejos que te sugerimos, estamos seguros de que lograrás alcanzar el equilibrio laboral que necesitas. Es necesario aunar fuerzas, esto es, que tanto el empresario como el trabajador pongan de su parte y, además, es un aspecto básico para que la empresa sea productiva y alcance los beneficios que espera. En tu caso, si planificas correctamente tu jornada, te tomas un descanso de, como mínimo, media hora para comer y desconectas ese rato de las pantallas, tu salud física y mental mejorará.

Si quieres saber más sobre cómo no perder la motivación en el trabajo a distancia, haz click en la siguiente imagen. Para más información, no dudes en consultarnos a través de nuestro correo electrónico info@ceriosrosas.com.

Noelia Murillo

Noelia Murillo

Marketing

Call Now Button