Se termina el año y es el momento de valorar las aportaciones que se pueden realizar a planes de pensiones para, además de aumentar las aportaciones en los mismos e ir aumentando “la hucha” privada para tu jubilación, tener en cuenta las ventajas fiscales de las que puedes beneficiarte e intentar ahorrar en impuestos de cara a la próxima declaración de la renta.

Si bien es cierto que llegado este momento del año son muchos los que realizamos los cálculos para saber cuánto nos interesa aportar a nuestro plan de pensiones pensando que, para pagarlo a Hacienda al menos lo ahorro para mí… ya que todo el importe aportado (hasta el límite fijado legalmente) reduce la base imponible en la declaración de la renta, vamos a explicar en este artículo qué diferencias hay entre un plan de pensiones “particular” y uno de empresa, los llamados Planes de empleo.

1. VENTAJAS DE REALIZAR LAS APORTACIONES EN UN PLAN DE EMPLEO EN LUGAR DE UN PLAN DE PENSIONES

2. CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES DE LOS PLANES DE PENSIONES DE EMPRESA O PLANES DE EMPLEO

3. ¿QUÉ OCURRE AL RESCATAR EL PLAN DE PENSIONES?

4. ¿Y QUÉ PASA CON LA TRIBUTACIÓN CUANDO RECUPERO EL DINERO?

5.  ¿CÓMO RECUPERAR EL PLAN DE PENSIONES?

6. ¿QUÉ OCURRE CON MI PLAN DE EMPLEO SI ME VOY DE LA EMPRESA O ME DESPIDEN?

Para comenzar hay que aclarar que un plan de pensiones es un sistema de ahorro en el que la entidad que lo gestiona realiza inversiones de mayor o menor riesgo, según la modalidad elegida, y en el momento de la jubilación se percibe el capital aportado y los beneficios obtenidos, pudiéndose pactar si se perciben en su totalidad en un solo pago, como renta vitalicia… dependiendo de las circunstancias vitales y fiscales del beneficiario.

plan de empleo

Debido a los cambios legales en cuanto al límite de las aportaciones anuales en planes de pensiones, cada día está más en auge la contratación de un plan de pensiones como beneficio social para los empleados por parte de la empresa. El objetivo sigue siendo el mismo, tener un colchón económico en vistas a la futura jubilación, la diferencia es que al contratarlo la empresa la cantidad máxima por la que se puede ahorrar en el IRPF, es mayor si está promovido por la empresa que si se contrata de forma individual. 

VENTAJAS DE REALIZAR LAS APORTACIONES EN UN PLAN DE EMPLEO EN LUGAR DE UN PLAN DE PENSIONES:

Una de las más llamativas y novedosas, ya que se aprobó en diciembre del año pasado, son los límites en las aportaciones. Con esta modificación del 30 de diciembre de 2021 en la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones. R.D. 11/2020, el total de aportaciones a planes de pensiones individuales no podrá ser superior de 2.000.-€, antes el límite estaba en 8.000 €, pudiendo realizar aportaciones de hasta 8.000.-€ en planes de empleo.  De este modo, y teniendo la posibilidad de hacerlo, se podría aportar lo máximo en ambos límites para obtener el máximo beneficio fiscal, siempre y cuando no se exceda del 30% del salario bruto anual.

plan de empleo

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES DE LOS PLANES DE PENSIONES DE EMPRESA O PLANES DE EMPLEO:

La primera y más ventajosa, además de la reducción de la base imponible del declarante, es la reducción en la base imponible del Impuesto de Sociedades de la Empresa. , en caso de que sea ésta la que realiza los pagos a dichos planes.

Al respecto de la tributación, las aportaciones al plan de empleo:

  1. Las aportaciones realizadas al plan de empleo serán un gasto para la empresa que reducirá la Base Imponible del Impuesto de Sociedades.
  2. Para el empleado también le servirá para ahorrar fiscalmente ya que éstas cantidades reducirán la Base del IRPF, con los límites anteriormente mencionados (máximo aportación Plan Pensiones Individual 2.000.-€ anuales y Plan Empleo 8.000.-e anuales, sin superar en total el 30% del salario Bruto Anual.  Dependiendo de si es una contribución de la empresa (contribuciones deducibles del promotor) o una retribución flexible o pago en especie, figura de un modo u otro en la nómina del empleado.   

Dicho todo esto, parece que todo son ventajas a lo hora de realizar estos Planes de Empleo, además de los beneficios fiscales, no cabe duda de que el empleado va a verlo como una ventaja social y a sentirse más “cuidado” por parte de su empresa; pero Sí hay que tener en cuenta que para realizar estos Planes de Empleo se deben de cumplir unos principios, fijados en la  Ley de Regulación de Planes y Fondos de Pensiones, a modo de resumen destacamos:

  • Principio de no discriminación: cualquier empleado con más de 2 años de antigüedad en la empresa pueda adherirse al plan. Pudiendo modificar este periodo si así se estipula en la negociación inicial.
  • En caso de ser la empresa la que hace las aportaciones ésta podrá ser diferente según el trabajador si así se pacta.
  • Las aportaciones son irrevocables. Una vez aportadas, pasan a formar parte de los derechos de los beneficiarios.

¿QUÉ OCURRE AL RESCATAR EL PLAN DE PENSIONES?

 Lo habitual es que el Plan de Pensiones, sea de un modo u otro, se rescate en el momento de la jubilación, pudiendo también realizarse el rescate en meses u años posteriores. Si bien hay algunas opciones en las que se puede rescatar antes:

  • Se podrá realizar un rescate anticipado del Plan, rescatando la parte de los derechos consolidados procedentes de las aportaciones a los planes y de su revalorización. Los casos contemplados para poder acogerse a esta opción son:  jubilación, gran dependencia, incapacidad laboral y fallecimiento, o contingencias excepcionales como enfermedad grave, desempleo o supuestos de liquidez como el derivado de la COVID-19.
  • Recientemente se ha incorporado la opción en el D. 62/2018 de poder recuperar las aportaciones que tengan más de 10 años, a partir del 2025, de este modo se podrá ir recuperando parcialmente el dinero acumulado en el Plan de Pensiones.
  • También podrás recuperarlo a partir de los 60 años si has dejado de trabajar totalmente, cesado toda actividad determinante de alta en la Seguridad Social, pero no cumples los requisitos para percibir la prestación por jubilación todavía.
plan de pensiones

¿Y QUÉ PASA CON LA TRIBUTACIÓN CUANDO RECUPERO EL DINERO?

Pues en este momento es cuando te planteas si ha valido la pena, los planes de pensiones tributan en su totalidad como renta del trabajo, de este modo aumentarán, y mucho, tus rendimientos a declarar en el IRPF aumentando el tipo % por el que tributarás en tu renta. Claro está que tendrás que acordarte de lo que has dejado de pagar hasta el momento en tu declaración, y en el momento de tu jubilación hacer números para ver el modo en que va a afectarte económicamente según cómo percibas el Plan de Pensiones.

Hay que tener en cuenta que si tienes tu plan de pensiones desde hace varios años, los derechos consolidados que se hayan generado hasta el 2007 tienen una exención fiscal del 40%, esta ventaja sólo podrá aplicarse el año de tu jubilación y durante los tres siguientes.

¿CÓMO RECUPERAR EL PLAN DE PENSIONES?

Existen varias modalidades para recuperar el plan de pensiones, no hay una fórmula mágica para saber cuál es la más ventajosa, ya que dependerá de las circunstancias personales y fiscales de cada uno y del momento. Sí aconsejamos realizar un estudio de jubilación para tratar de anticiparse lo máximo posible y no tener sorpresas no deseadas, teniendo en cuenta la cantidad a percibir por jubilación por parte de la Seguridad Social o Mutua, los ingresos procedentes de otras rentas y/o productos de ahorro, inversiones..

Maneras en que se puede recuperar:

plan de pensiones
  1. En forma de renta: se fija una cantidad mensual, o trimestral, semenstral… esta cantidad la decides tú y se va percibiendo hasta agotarse. Dependiendo de la entidad se pueden realizar de distintos modos. Estos beneficios se declaran en la declaración de la renta como ingresos del trabajo y se tributa en consecuencia.
  2. Renta vitalicia: es decir, se pacta una cantidad mensual de por vida con la entidad, ésta reinvierte el dinero para alargar la percepción de los ingresos mientras vivas. En este caso seguirá tributando igual.
  3. Todo de golpe, en forma de capital: percibes toda la cantidad ahorrada (aportaciones y dividendos) en un único pago en el momento de la jubilación, a no ser que hayas rescatado parte por alguno de los supuestos contemplados arriba. De este modo tributas en tu renta siendo esta cantidad un ingreso del trabajo, tendrás que evaluar si te compensa más hacerlo todo de una vez o con cantidades fijas pactadas con la entidad, como se refleja en el punto 1, dependiendo de cómo influyan estos ingresos en el % tipo a pagar en tu IRPF.
  4. También puedes hacerlo de forma mixta, así pactar una cantidad a percibir de golpe en el momento del rescate y una parte en forma de renta mensual, trimestral… o vitalicia.

Si, falta una circunstancia a tener en cuenta:

¿QUÉ OCURRE CON MI PLAN DE EMPLEO SI ME VOY DE LA EMPRESA O ME DESPIDEN?

En estos casos existen varios supuestos, dependerá de las condiciones y especificaciones del Plan de Pensiones, normalmente cuando dejas de hacer aportaciones en un P.P. particular puedes cambiar de entidad, traspasar los derechos consolidados de un plan a otro… En el caso de este tipo de Planes de Pensiones, Planes de Empleo, dependerá de las especificaciones de dicho Plan, puede que se queden en “suspenso” los derechos consolidados a la espera del momento del rescate, o si así lo permite el plan, que puedas realizar el traspaso de éstos derechos a otro producto/Plan de Pensiones, según las especificaciones que se hayan concretado en el momento de la contratación.

Cristina Pérez

Cristina Pérez

Responsable Comercial y Marketing

Call Now Button