Dada la crisis sanitaria que vivimos derivada del Covid-19, también conocido como coronavirus, es lógico pensar que el año 2020 ha sido muy duro en términos profesionales para casi todo el mundo. Ahora bien, si hablamos de los trabajadores autónomos, entendemos que este colectivo ha sido golpeado de forma brusca por la pandemia. Ser autónomo es arriesgado, complicado y requiere gran esfuerzo, dedicación, perseverancia y, sobre todo, paciencia. En nuestro país, se viene considerando al autónomo como una especie en peligro de extinción en el mercado de trabajo, debido a la escasez de apoyos por parte de los organismos públicos.

Durante este año, se han ido aprobando diferentes medidas con el objetivo principal de ayudar e impulsar la actividad de este sector. Vamos a realizar una síntesis de las principales novedades en el ámbito sociolaboral, no necesariamente en orden cronológico:

Prestaciones extraordinarias y ordinarias por cese de actividad de los autónomos, con sus respectivas prórrogas y revisiones, hasta el 30 de septiembre de 2021.

Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), para empresas y autónomos con trabajadores a su cargo, con sus respectivas prórrogas y revisiones, hasta el 30 de septiembre.

-Derecho de los autónomos societarios a la Tarifa Plana de la Seguridad Social.

Moratoria y/o aplazamiento de cuotas con la Seguridad Social.

-Opción por una mutua colaboradora con la Seguridad Social.

-Nueva prestación para autónomos que sufren un accidente laboral.

-Moratoria de deudas hipotecarias, de créditos sin garantía hipotecarias y del alquiler para autónomos y pymes por el coronavirus.

-Derecho a percepción del bono social por parte de trabajadores autónomos que hayan cesado su actividad o hayan visto reducida su facturación.

-Suspensión de facturas de electricidad, gas natural y productos derivados del petróleo que correspondan a periodos de facturación que contengan días integrados en el estado de alarma.

-Aplazamiento extraordinario del calendario de reembolso en préstamos concedidos por Comunidades Autónomas y entidades locales.

-Permiso retribuido recuperable para los trabajadores a cargo de empresas o autónomos de actividades consideradas como no esenciales.

-Aplazamiento extraordinario de liquidaciones de impuestos para pymes y autónomos.

Ficheros

Todas estas medidas son bienvenidas, si bien la pregunta que nos surge es la siguiente: ¿Son estas ayudas suficientes para evitar importantes pérdidas económicas? La respuesta no es fácil y genera debate.

Con la situación actual, es más que probable que se hayan generado nuevas oportunidades de negocio, donde el autónomo tendrá que adaptarse a la sociedad tecnológica y moderna actual. El fomento del comercio en Internet, redes sociales o páginas web, la inversión en el comercio online, la utilización de políticas atrayentes para los clientes, la facilidad en la compra y la atención y cuidado del cliente serán algunos de los pilares sobre los que se tendrán que apoyar los autónomos en la puesta en marcha, desarrollo y funcionamiento de su actividad.

Asimismo, la Administración se tiene que ver implicada, facilitando la puesta en marcha de autónomos, la agilización en los trámites burocráticos y mostrarles apoyo y seguridad, ya que tienen una vital importancia en el tejido productivo español.

En conclusión, saldrán adelante aquellos que tenga la percepción de una crisis como una oportunidad y aprendizaje. Me gustaría mencionar dos frases que, bajo mi punto de vista, pueden ser un punto de inflexión para los autónomos:

‹‹Acepta los riesgos, toda la vida no es sino una oportunidad. El hombre que llega más lejos es, generalmente, el que quiere y se atreve a serlo» – Dale Carnegie

‹‹Las dificultades dominadas son oportunidades ganadas» – Winston Churchill

Daniel Álvarez

Daniel Álvarez

Asesor laboral

Call Now Button
Darse de Alta a Newsletter

Darse de Alta a Newsletter

Date de alta y recibirás las ultimas noticias y novedades

Tipología

Política de Privacidad

Gracias por suscribirte, pronto tendrás noticias nuestras